Compositora y cantante nacida en Santiago de Chile, Magdalena Matthey tiene una de esas voces sensibles y profundas  que  atrapan  el alma y  nos deleita con su elegancia y versatilidad en su interpretación.

Su madre  Alicia Correa de origen campesino se encargó de transmitirle  los cantos y juegos, cuentos y leyendas de tradición oral que ella había aprendido  de niña. Desde el barro y las calles de un barrio marginal,  y desde  una realidad austera  con una máquina de escribir y una guitarra surgieron  las canciones de Magdalena que revelaron  a temprana edad una sensibilidad social  vestidas de  una  nostalgia dulce y elegante.

La música siempre formó parte de su vida.  Vivía junto a sus padres y nueve hermanos en una casa en donde los pasillos se llenaban con los sonidos de piano y guitarra clásica,  cello y flauta traversa y el canto folclórico de su madre.  La formación de un coro familiar fue de gran importancia para despertar la inquietud de cantar.  Magdalena  siguió la carrera de canto popular y más tarde se especializó en interpretación.  Escribió canciones como su madre,  su capacidad de observar los detalles  la llevaron a encontrar las palabras que tocaran lo más profundo del ser humano.

Sus letras nos despiertan la  sensibilidad  y nos abre un mundo de preguntas…como  ella misma lo refleja “…el canto es una de mis grandes pasiones, pero también lo que digo a través de el. Necesito   provocar movimiento en las personas, directamente en lo esencial…solo así se puede generar un cambio verdadero…”.

Es reconocida por su trayectoria en nuestro país y ha obtenido importantes premios como compositora y como intérprete. Ha viajado con su música por Brasil, Perú, Argentina, México, Bélgica, Francia y actualmente, presenta su nueva producción “Afuera”, que próximamente será editada en Europa por Coneccting & Cultures.

En nuestro país, Magdalena ha cantado junto a los chilenos Inti Illimani, Congreso, Angel Parra, entre otros, y con músicos internacionales como Pedro Aznar, Alejandro Filio y Ana María Bobonne.

Magdalena  con cinco producciones, es parte de una generación que trae una  mirada abierta y diferente hacia  la música chilena y con el generoso  legado de Violeta Parra, Luis Advis, Víctor Jara,  Mercedes Sosa entre otros,  sin duda encontrará almas gemelas.